Caracteristicas medioambientales de los materiales
Madera

- La madera es un recurso natural renovable.

- Existe una gran variedad de tipos de madera.

- Hay bosques en los que se aplican criterios de explotación sostenible.

Going Green, The Green Construction Handbook. Ove Arup & Partners. Timber, pág. 49Bristol, JT Desing Build Ltd, 1993

Comentarios

La madera es un material paradigmático en cuanto a la adecuación a los objetivos de respeto al medio ambiente. Si la gestión de la madera como recurso natural es correcta, el balance ecológico es positivo y el desarrollo de la actividad es sostenible. Además, el ciclo de vida natural de la madera puede reducir el efecto invernadero, ya que convierte el dióxido de carbono en oxígeno.

La madera es un derivado de un recurso renovable, y requiere mucha menos energía de producción que otros materiales estructurales. Aunque la longitud de los elementos estructurales es limitada (excepto en las secciones laminadas-encoladas) y aunque los esfuerzos que pueden soportar son menores que empleando otros materiales, en edificios de baja altura, es una alternativa que produce beneficios medioambientales. Además, los residuos de la transformación pueden ser reutilizados en forma de paneles aglomerados.

El polvo que se origina en los trabajos de transformación de la madera producen irritación y algunos son tóxicos o tienen propiedades cancerígenas. Sin embargo, estos problemas están localizados en el proceso de fabricación y no se originan en cantidad suficiente en la ejecución de la obra.

En la elección de la madera debe considerarse que su ciclo como recurso natural sea sostenible.

Madera dura y madera blanda.

En la construcción, los tipos de madera más utilizados son los de madera blanda (conífera), que en general provienen de explotaciones que han sido más o menos planificadas, de modo que el impacto de la deforestación es bajo.

La madera dura, en cambio, se encuentra en gran parte en los bosques tropicales de centro y sudamérica, y en África. La tala de los bosques tropicales en los últimos 40 años ha sido uno de los mayores desastres medioambientales a nivel mundial. A pesar de que, en la construcción, el volumen de estas maderas es muy bajo, si provienen de explotaciones sin control, su uso es desaconsejable.

También en algunos paneles de madera contrachapada se utilizan maderas de esta naturaleza. En estos casos, deben sustituirse por otras maderas que provengan de bosques de explotación sostenible.

Principios de diseño.

Utilizar maderas de ciclo sostenible.

Recuperar el uso de la madera -que es un recurso renovable- en aquellos elementos constructivos en los que era tradicional.

Aplicabilidad del principio

La madera es un material que presenta grandes ventajas. Es versátil, puede formar parte de la estructura, de la fachada, de la cubierta, en las particiones, etc. A la vez se puede utilizar en elementos lineales o superficiales. Sobre todo, tiene ventajas medioambientales sobre los materiales de prestaciones semejantes.

Sin embargo, cuando su origen es tropical, si se obtiene de una explotación de ciclo no sostenible, su utilización no es aconsejable y, por lo tanto, debe sustituirse por otra clase de madera. La diversidad de tipos de maderas y de tratamientos de acabado que puede recibir facilita esta sustitución. Así, se consigue el aspecto y calidad deseado, sin que sea necesario utilizar maderas de ciclo no sostenible.

La durabilidad de las maderas duras es mayor que las de las blandas. En términos ambientales son preferibles a las blandas, que son protegidas con tratamientos tóxicos, siempre que, repetimos, el ciclo de la madera dura utilizada sea sostenible.